BOLETÍN Nº 1. 9 de abril de 2018

 

1. ¿POR QUÉ DEBE ABOLIRSE LA JUBILACIÓN OBLIGATORIA POR EDAD?

Puede parecer contradictorio que en un tiempo como éste cuando tanta gente desea jubilarse cuanto antes, haya una organización como la nuestra que reivindique la eliminación de la jubilación obligatoria por edad. Es importante, por tanto, aclarar las razones de nuestro posicionamiento.

La jubilación obligatoria tal y como está planteada en estos momentos representa el ejemplo supremo de discriminación por edad. Decidir que todo el mundo (o casi, luego veremos la excepción) es incompetente para realizar su trabajo al llegar a una determinada edad es claramente indicativo de un prejuicio por edad

En el caso de la edad, vemos como hoy día la gente se cuida, hace ejercicio y se mantiene intelectualmente activa y dinámica hasta edades muy avanzadas. Decir que una persona a los sesenta y pico años deja de ser competente para realizar una labor profesional contradice toda evidencia.

 

¿UNA PECERA?

Otra justificación que se suele dar, si bien no se airea mucho últimamente por lo técnicamente disparatado de la misma, es que se tienen que ir los mayores para hacer sitio a los jóvenes en el mundo laboral. Tal argumento es técnicamente disparatado. Es concebir la economía como una pecera en la que solo caben un número determinado de peces, de modo que para que entren unos tienen que salir otros. Si la economía fuera así, jamás habría crecido ni podría crecer.

Muy al contrario, la economía es más bien como un globo en el que cuanto más aire entra más grande se hace y más espacio hay para todos.

La jubilación obligatoria por edad lleva a una forma de marginación social ( o muerte social, como lo denominan algunos sociólogos). El jubilado es una persona a la que la sociedad le impide ser económicamente productiva, ejercer un trabajo retribuido. Esa jubilación en algunos casos puede estar justificada. En muchos otros no.

 

UN DERECHO INALIENABLE

El derecho al trabajo es un derecho fundamental e inviolable salvo, como cualquier otro derecho fundamental, que exista un impedimento insuperable y justificado al ejercicio de ese derecho. Es un derecho reconocido en la Declaración Universal de Derechos Humanos y en la Constitución Española. El prejuicio por edad no es ni mucho menos un impedimento insuperable y justificado como para denegar el ejercicio de un derecho tan absolutamente fundamental e inviolable.

La discriminación por edad hace que cuando una persona consigue un trabajo estable se resista a toda costa a dejarlo, incluso si siente que su vocación es otra en la que sería más productivo y que llevaría a cabo con mayor gusto, pero para la que necesita un periodo de preparación. En España, a una persona a partir de los 35 años le resulta ya difícil encontrar trabajo, y esa dificultad se va incrementando según avanza en la edad.

 

ESCLEROSIS SOCIAL Y ECONÓMICA

El aferrarse a un trabajo en el que uno no se siente satisfecho genera ansiedad por la jubilación. Cuando hay multitudes de personas que no están satisfechas con su trabajo y que serían más productivas haciendo otro, pero no se atreven a hacer el cambio por la imposibilidad de encontrar un nuevo empleo por su edad, nos encontramos ante una situación de esclerosis social y económica.

En los países en que está abolida y prohibida la jubilación obligatoria por edad, como es el caso de Estados Unidos, Gran Bretaña y otros, entre un 15 y un 20% de la fuerza de trabajo continúa trabajando voluntariamente después de la edad de jubilación por un periodo medio de diez años más. El efecto acumulativo de sus contribuciones a la Seguridad Social evita que se fuerce a prolongar la vida laboral a todos los trabajadores, como ha ocurrido en España.

Es tan fácil como dejar que se jubile quien lo desee a los 65 años y dejar que continúe trabajando quien quiera y sea competente para hacerlo más allá de esa edad. Lo que se hace ahora es forzar a todo el mundo a trabajar más allá de la edad de jubilación e impedir que sigan trabajando quienes lo deseen. La irracionalidad es evidente. La jubilación obligatoria se debe aplicar solo mediante pruebas individualizadas de aptitud, como se hace en los países que han abolido la jubilación obligatoria por edad.

Una vez eliminada la jubilación obligatoria por edad, cualquier persona será libre de jubilarse si lo desea a los 65 años o continuar trabajando. Si se jubila ello no significará su exclusión definitiva del mercado laboral, pues en caso de encontrar un trabajo a cualquier edad simplemente dejará de cobrar su pensión de jubilación pasando a cobrar su sueldo y a hacer sus contribuciones a la Seguridad Social, como cualquier otro trabajador, retornando nuevamente a su estado de jubilado pensionista cuando se quede sin trabajo o cuando lo desee, volviendo a cobrar en ese momento su pensión de jubilación (no el paro).

Ah sí… decíamos al principio que hay una excepción a la jubilación obligatoria por edad: los políticos. Ell@s se reservan el derecho a hacer esa labor que tanto les gusta, sin preocuparse de que nunca se lo vayan a impedir por su edad. Ellos y ellas, con su poder para legislar han creado la excepción para sí mismos.

 

………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………..

 

2. LA DISCRIMINACIÓN POR EDAD, UN SÍNTOMA MÁS DE LA LUCHA DE CLASES

Ha sido un pacto silencioso, pero efectivo. El termino LUCHA DE CLASES , desapareció lentamente, se ha ido desterrando del vocabulario, se deshizo como un azucarillo en el café caliente de las promesas incumplidas, de una sociedad más justa y a la misma velocidad que los sindicatos oficialistas y partidos políticos se han ido integrando y participando de las estructuras capitalistas del nuevo estado ( ¿ ) surgido tras el “ CAFÉ PARA TODOS “. Convenía. Al desaparecer este término, al descafeinar la cotidianedad ,de la imagenería popular, se ha permitido que obreros e hijos de obreros, consciente o inconscientemente , se integraran con más alegría que pena en partidos, entidades, etc que de otra manera, simplemente por ideología, no se hubiera producido.

Si una cosa tienen las palabras es que nos hablan en los justos términos, nos definen, aclaran cosas y nos sitúan delante de las verdades desnudas, por mucho que los mismos que han querido ocultar ciertos términos por caducos, según ellos, se obstinaran en hacerlos desaparecer.

La verdad es que siguen siendo actuales, muy, muy actuales. La verdad, como digo, es que mientras quitaban a los trabajadores e hijos de trabajadores sus raíces, con promesas y palabras nuevas, conceptos estraños y aplicaban sus políticas demenciales neoliberales y conservadoras, hasta llevarnos al DESIDERÁTUM donde nos encontramos; una crisis permanente, ellos si que han aplicado conscientemente , utilizado vehementemente la LUCHA DE CLASES para su objetivo final .

Mientras, los trabajadores e hijos de trabajadores, ven televisiones públicas manipuladas o privadas más o menos inducidas por el Poder económico y tontean con las formaciones de la derecha más rancia, aunque se pongan etiquetas de Ciudadanos ( como si el resto de los mortales no lo fueramos ya ) , los hijos de los oligarcas, que siguen dominando las instituciones, ya escogen sus sitios para seguir manipulando el país, durante muchos años más. Los padres de la patria, con un afán desmesurado, desmontan el estado de bienestar, aprueban leyes para controlar cualquier tipo de disidencia, nos despojan de una posible recompensa por trabajar HASTA LOS 73 AÑOS con unas pensiones de caridad y con toda la FACE del mundo mundial, aprueban leyes para que los jóvenes dejen de estudiar y se preparen (por el coste y horarios que muchas veces son incompatibles, en una familia trabajadora ) para ponerse, a trabajar por un sueldo ESCLAVISTA. Al mismo tiempo que sus familias, los adultos, los que tendrían que dar cobijo y soporte vital a sus menores, no tienen ni derecho al subsidio y viven de la caridad.
Como consecuencia, tenemos un aumento que nadie ha cuantificado fiablemente, por elevado, de familias desestructuradas. Esos próceres de España, que dicen es Una, ( la suya, seguramente ) dicen que velan por la estructura familiar, la realidad es que con la excusa de la crisis se han encargado, con sus políticas de asentar una sociedad destructurada, que va camino a un analfabetismo critico y social, a una mass media totalmente dominable y manejable.

Un apunte : Mientras la edad media en los puestos de máxima responsabilidad de las grandes empresas, corporaciones y por supuesto en los partidos políticos, ministerios y demás organizaciones dependientes del poder, suele ser de una edad avanzada, los trabajos

normales, a los que suelen tener acceso la CLASE OBRERA, el listón de la edad suele ser más bajo, en estos momentos en los 30 años.

Evidentemente hoy existe una clara connivencia con el poder de derechas y sus leyes laborales que solo benefician al empresario, de la clase dirigente y el mutis por el foro de los sindicatos tradicionalistas.
El concepto LUCHA DE CLASES ha sido enterrado en un mar de placidez para los obreros, con todo tipo de promesas sociales incumplidas una a una desde la implementación del EURO, pero lo cierto es que se está ejerciendo, es real , aplicando insistentemente dia a dia , con fervor Casi Mariano, con más fuerza y empeño que nunca por la parte contraria. Convive con nosotros.

Claramente a día de hoy, esa lucha en la que nos jugamos el futuro de nuestros nietos, la estamos perdiendo solamente unos.

Francisco Piñol
Presidente Col.lectiu d’Aturats Baix Penedés  (entidad incorporada en la Plataforma Cívica contra la Discriminación por Edad) y Vocal de La Federación de entidades CODEMA 45

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar