El éxito de Carlos Sainz certifica que una elevada edad no es incompatible con la conquista de triunfos en el deporte de alto nivel

  De izda a dcha (arriba): Vince Carter, Alejandro Valverde, Oksana Chusovitina. Abajo: Tom Brady, Jesús Ángel García Bragado y Kazu Miura. EFE, GETTY Y REUTER

Al podio final del Dakar subieron ayer tres pilotos que sumaban 160 años, 50 participaciones y 14 títulos en la categoría de coches. Carlos Sainz (57), Nasser Al-Attiyah (49) y Stéphane Peterhansel (54) representan las viejas esencias de esta prueba que privilegia la experiencia, pero que también supone un desafío de resistencia aeróbica en pleno desierto de Arabia. El ejemplo de estas leyendas del motor se suma al de otros ídolos, empeñados en desafiar los límites de la genética y en seguir compitiendo al máximo nivel. Porque ellos no se resignan al estatus de viejas glorias. La ambición por el futuro también es suya.

TOM BRADY | FÚTBOL AMERICANO | 42 AÑOS

Hace tres semanas, el quarterback de los Patriots se convirtió en el jugador más veterano de la historia que disputaba todos los partidos de la temporada. No conforme con ello, el gran dominador de las dos últimas décadas en la NFL busca nuevas opciones para el próximo curso, dada su condición de agente libre. Sus números perdieron fuelle en 2019, aunque aún se mantuvo en el noveno puesto en el ránking de lanzadores (3.836 yardas). Los ecos de quien se ciñó seis anillos de campeón y fue cuatro veces MVP de la Super Bowl aún retumban por toda Nueva Inglaterra.

ALEJANDRO VALVERDE | CICLISMO | 39 AÑOS

El sábado 25 de julio, a los pies del Monte Fuji, aguardan los 234 kilómetros de la prueba olímpica en ruta. La última frontera para el mejor ciclista español de este siglo, que antes de tomar el avión a Japón pretende apurar hasta la última etapa del Tour como indispensable preparación. Si no cumple el sueño del oro aún dispondrá de otra bala en el Mundial, con el pertinente rodaje previo de la Vuelta a España. Repetir maillot arcoiris en Suiza le permitiría asimismo batir el récord de longevidad de Joop Zoetemelk, vigente desde 1985.

JESÚS ÁNGEL GARCÍA BRAGADO | ATLETISMO | 50 AÑOS

«Voy notando los límites de la edad, pero intento olvidar que ya tengo 50 años para pensar en seguir hacia Tokio», admitía hace unos días el admirable Chuso, poco después de regresar de sus tres semanas de preparación en Sudáfrica. Muchos de sus compañeros de expedición ni siquiera habían nacido cuando él se proclamó campeón mundial de los 50 km en Stuttgart 1993. Sin embargo, su capacidad de sacrificio sigue intacta. Como muestra, su exposición a una cámara térmica y sus 14 días de preparación sobre el terreno de cara a los Mundiales de Doha, donde terminó octavo.

OKSANA CHUSOVITINA | GIMNASIA | 44 AÑOS

En los Juegos de Barcelona, con 17 años y bajo la bandera postsoviética de la Comunidad de Estados Independientes (CEI), esta especialista en salto inició con un oro por equipos su excepcional trayectoria olímpica. Con apenas 150 centímetros de altura y 43 kilos, su pasión por los entrenamientos se mantiene intacta. En octubre quedó a un paso de la final de su aparato en el Mundial de Stuttgart, aunque pudo sellar el billete para Tokio, su octava cita olímpica. «Mi objetivo sigue siendo conquistar una medalla para Uzbekistán», advierte.

VINCE CARTER | BALONCESTO | 42 AÑOS

Su portentosa capacidad de salto quedó patente hace unos días, con un tapón ante Gary Harris que acaparó los highlights de la jornada. «Sé que la mayoría de equipos no pueden darme buenos minutos, pero yo sólo quiero salir a la pista a competir y ayudar a crecer a mis compañeros», comentó el único en la historia de la NBA que ha jugado en cuatro décadas diferentes. Todo un ejemplo de profesionalidad en el vestuario de los bisoños Hawks. Desde su debut, un 5 de febrero de 1999, nada menos que 22 temporadas en la liga. Su título en el concurso de mates del All-Star de 2000, ante Tracy McGrady y Steve Francis, pervivirá para siempre en la memoria de los aficionados.

KAZUYOSHI MIURA | FÚTBOL | 52 AÑOS

Desde su estreno en el Santos de Brasil, allá por 1986, ha jugado en todos los rincones del planeta. Nada menos que 35 temporadas, desde Génova a Sidney, pasando por Zagreb hasta este Yokohama FC, con quien disputó tres partidos de la última campaña y con quien sigue renovando de año en año. Un delantero que en 2017 arrebató a Stanley Matthews el honor de ser el más viejo de la historia en marcar un gol en categoría profesional. El legendario extremo inglés colgó las botas en Malta a los 55 años. Quizá este sea el último reto para King Kazu.

Fuente: Elmundo.es

Compártelo.

Tu colaboración es necesaria.

-

ESPAÑA DE LUTO

Nuestro más sentido pésame.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar