El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, señaló el pasado domingo que hace falta un cambio cultural para aumentar la proporción de gente trabajando entre 55 y 75 años.

Escrivá prepara un nuevo mecanismo de equidad intergeneracional para aliviar la presión que ejercerá sobre el sistema la jubilación del baby boom, la generación más numerosa. Este sustituirá al llamado factor de sostenibilidad que aprobó el PP, cuya entrada en vigor había sido pospuesta y que recortaba la prestación inicial en función del aumento de la esperanza de vida. Su ahorro estaba estimado en cerca de un 1% del PIB de gasto de aquí a 2050. Y ahora tendrá que diseñar otro para poder reemplazarlo. En julio apuntó que el nuevo instrumento podría implicar un pequeño ajuste o tener que trabajar más.

El Gobierno sostiene en la memoria de su reforma de pensiones que un aumento de 10 puntos porcentuales en la tasa de empleo de los mayores de 54 provocaría una reducción del gasto en pensiones del 2,7% del PIB en 2050

Ver la noticia completa en El País <<

Compártelo.

Tu colaboración es necesaria.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar