También en el mundo de los guías turísticos molesta la presencia de los “mayores” (¡mayores de 35 años!). Normalmente uno pensaría que en cualquier campo profesional la presencia de “mayores” sería valorada positivamente por la experiencia y conocimientos que aportan. Pero no es el caso.

Por encima del beneficio que podría aportar la presencia de profesionales con más experiencia, prima el desagrado que produce su mera presencia. Quieren estar solo entre jóvenes. Desagrada que un profesional de 40, 45 o más años esté codo a codo con ellos. Quieren sentirse jóvenes a costa de excluir como indeseables a quienes ya no lo son.

A este grado de inmadurez y discriminación nos vemos abocados en España como consecuencia de las políticas que intentan sobornar el voto joven con privilegios y promesas que a lo largo de décadas no han servido para mejorar la situación laboral de los jóvenes en absoluto. Tan solo han llevado a generar un sentimiento de exclusividad, victimismo e inmadurez entre los jóvenes, algo que pocos años después se vuelve contra ellos convirtiéndoles en objeto de discriminación por su edad.

Compártelo.

Tu colaboración es necesaria.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar